Buscando los límites del comercio mexica: Pagando tributo al imperio

Hay muchas cosas que se saben sobre los mexicas: que era una sociedad guerrera, altamente urbanizada, que fundaron la ciudad de Tenochtitlán en un islote en medio de un lago, que dicha ciudad se convirtió en la ciudad más importante de un estado imperial conformado por otras dos ciudades: Texcoco y Tlacopan (Tacuba), la Triple Alianza, cuya influencia llegó hasta lo que ahora conforman los países de Honduras y Nicaragua.

Por cierto, al respecto de lo anterior, algunas teorías apuntan a que el nombre Nicaragua proviene de la composición de las palabras en náhuatl que quieren decir “lugar donde termina el reino de Anáhuac”. Es por ello que en esta nueva serie me gustaría contestar a la siguiente cuestión: ¿cuál era la naturaleza del comercio mexica? ¿Hasta dónde llegó? ¿Es verdad que, como algunos se han preguntado, su influencia fue tan grande que traspasó las fronteras de Mesoamérica y llegó a tener contacto con el otro gran imperio precolombino del sur, el inca?

Fuente: scoopnest.com

A lo largo de la historia, el comercio ha sido siempre un gran elemento en la extensión territorial de estados y en su interacción con otros. La geopolítica nos permite entender los sucesos políticos a través de variables geográficas, es decir, entendemos cómo se comportan los estados o naciones, cuál es su poder político, en relación con el espacio geográfico en donde estén asentados y los recursos naturales a los que pueden tener acceso.

Varios imperios han surgido, alcanzado su poder y colapsado a raíz de estas variables. Hay muchas fuentes arqueológicas que indican la invasión de Teotihuacan a la región maya para poder extender el comercio de obsidiana, la piedra volcánica de calidad vítrea utilizada para cuchillos, ornamentos y herramientas que fue un recurso esencial en la consolidación del imperio teotihuacano hacia el sur de Mesoamérica.

Fuente: Biblioteca de la Universidad de Utah

Entonces, si el comercio es un importante elemento en la extensión e interacción de imperios, ¿hasta dónde llegó la influencia azteca? ¿Qué recursos eran importantes para el comercio de esta civilización? El azteca era un imperio conformado por un sistema de centro periferia, de aliados y pueblos sometidos alrededor de un centro, es decir, de las tres grandes ciudades de la Triple Alianza, que ofrecían ayuda militar o pagaban tributo. Hacia la capital del imperio, Tenochtitlan, llegaban productos desde todas las esquinas del reino que después eran comercializadas. La fuentes principales sobre el comercio tributario, La Matrícula de Tributos y el Códex Mendoza nos indican que la riqueza del imperio era enorme: piedras preciosas, oro, jade, plumas finas, turquesa, máscaras, cañas para fumar, tintes; productos agrícolas como maíz, frijol, chía, huahtli, cacao, chiles; miel de abeja, sal, varias armas de guerra, materiales de construcción, papel de amate, mantas de algodón y vestimentas de varios tipos como trajes ceremoniales o pieles de animales. A través de este tributo, las tres grandes ciudades del imperio aumentaron su riqueza, mantuvieron sus suntuosos palacios, subyugaron militarmente a los pueblos periféricos, acrecentaron el dominio que de ellos tenían y contribuyeron a conquistas y alianzas futuras. En la siguiente entrega hablaremos un poco más en específico de las provincias tributarias, del sistema de pesos y medidas utilizado por los mexicas y de los productos en específico que cada una de ellas debía tributar.