Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página
Atrás a Things To Do In Mexico City
Qué Hacer En Ciudad De México

Los 10 antojitos callejeros que te harán sentir mexicano

a group of people riding on the back of a truck

Comer como mexicano implica salir de vez en cuando por un antojito a la esquina, dejarse conquistar por los aromas de las preparaciones que vemos bajo un toldo o simplemente comer en un changarro y satisfacer el hambre del momento sin vaciar mucho la cartera. Para sentirte como mexicano necesitas aventurarte a recorrer las calles de la Ciudad de México y encontrar las mejores garnachas del barrio en el que estés, aquellas que tienen precios accesibles, llegan a tus manos de forma veloz y puedes disfrutar agusto parado sobre la banqueta rodeado de unos cuantos oficinistas o godínez. 

José N. Iturriaga, historiador y escritor gastronómico, afirma que “los antojitos en el nombre llevan su esencia: se comen por antojo y por el placer de comer”. Entonces, ahora que ya sabes que comer en la calle es un acto cultural para los mexicanos, te recomendamos algunas de las garnachas, fritangas o simplemente antojitos que reflejan una tradición cotidiana de la capital de México y que te harán sentir como mexicano.

 

  • Pan y café de olla: Normalmente los encuentras en las esquinas y casi siempre los vende un chavo en bicicleta. Lo puedes reconocer por la gran canasta cubierta de plástico o el despachador de bebidas naranja amarrados en la parte frontal de su vehículo. 
  • Chicharrón preparado o cueritos: No cuestan más de treinta pesos y sin duda quitan el hambre. Habitualmente son planos y encima tienen crema untada, col picada, jitomate y aguacate en trozos, limón y una buena dosis de salsa roja. 

a close up of food on a table

  • Dorilocos: Una botana muy creativa y para amantes de lo picante. La base es una bolsa de papas fritas “Doritos” a la que se le añaden jícamas y/o pepinos, cacahuates japoneses, chamoy, limón y mucha, mucha salsa. 
  • Esquites: Recomendamos pedirlos “con todo”, pues el limón, la mayonesa, el queso y el chile en polvo hacen que resalte el sabor del maíz cocido y hacen del comer un elote en vaso, toda una experiencia. No te preocupes si no comes mucho picante, siempre hay del que pica y del que no. 
  • Quesadillas: La clásica “tortilla doblada” en la CDMX puede ser con o sin queso, al comal o frita (lo siento, foráneos) y queda de maravilla con hongos, huitlacoche, flor de calabaza o chicharrón. 

a person cutting a piece of food

  • Tortas de tamal: Las guajolotas o tortas de tamal son las preferidas de los que apenas tienen tiempo de hacer una comida al día, pues, más que un antojito, son un almuerzo completo. Sin duda, la combinación de pan de trigo con tamal de maíz relleno es algo que solo podrás probar en México y que te sabrá aún mejor si lo acompañas con un rico y calientito atole. 
  • Tortas de chilaquiles: Los totopos con pollo deshebrado o milanesa, salsa roja o verde, queso, crema y cebolla, mejor conocidos como chilaquiles, se colocan dentro de una telera con frijoles untados para poder ser degustados de forma transportable, ideal para un desayuno con prisas. 

a group of people riding on the back of a truck

  • Tacos de canasta: La mayoría de las veces están sobre las banquetas, en una canasta cubierta por un plástico azul claro que se encuentra encima de una bicicleta y bajo una sombrilla. No importa si pides de papa, de frijol o de chicharrón, el taco no debe costarte más de cinco pesos y debe estar suave, pequeño y sudando en aceite.
  • Gaznates y merengues: Los identificarás cuando veas a un señor caminando con una pirámide de cilindros acomodados sobre una charola cubierta de un plástico transparente. No te dejes engañar por el color rosa eléctrico de su relleno, es un delicioso merengue suizo que queda perfectamente bien con el sabor del buñuelo cilíndrico. 

 

  • Raspados de hielo: En un día de mucho calor, los dependientes de los carritos con un bloque gigante de hielo serán tu salvación. Puedes elegir alguno de los jarabes que tienen en grandes botellas de vidrio para darle sabor al hielo raspado que colocarán en un vaso y que se convertirá en un refrescante sinigual.

a bottle of wine and a glass of beer on a table

Después de leer esto probablemente comiences tu búsqueda por las mejores quesadillas, los chicharrones más crujientes, las guajolotas mejor servidas o los raspados más refrescantes. ¡Mucha suerte! Estamos seguros de que encontrarás cosas increíbles, pero te recomendamos siempre ser precavido al comer en la calle, fijarte bien en el manejo de los alimentos y tomar en cuenta la sensibilidad de tu estómago a la hora de probar cosas nuevas. 

Próximamente podrás tener una experiencia gastronómica callejera en nuestro Food Tour de Coyoacán, entonces te aconsejamos estar al pendiente de nuestras publicaciones, siguiendo nuestras redes sociales: Sabores México Food Tours.